martes, 23 de enero de 2018

¿Qué me está pasando?

No escribo esta entrada como intento de post super cool, más bien es algo para hablar conmigo misma. La presión de las últimas semanas han conseguido que tenga que dejar de lado muchas cosas, y este post es un poco para sentar cabeza y decir "vale, ¿por dónde íbamos?".

He estado desaparecida por aquí casi un mes, algo inteligible, puesto que he pasado por una época de trabajos, exámenes, presión, estrés, agobios, ansiedad, comer encima del portátil para ganar un poco más de tiempo... Pero, siento que mi estar desaparecida ha ido más allá de eso. En este tiempo he tenido un sinfín de emociones/pensamientos/sentimientos encontrados respecto al blog. He sentido una falta de motivación brutal. He pensado que pierdo el tiempo escribiendo aquí mientras puedo darle otro repaso al siguiente trabajo a entregar, sobre todo porque me ha parecido en ocasiones que detrás de esta pantalla no hay nadie interesado en lo que escribo. He tenido una falta de inspiración tal que no se me ocurrían nuevas ideas para escribir. He sentido que necesitaba tiempo sólo para mí. Si me seguís en twitter sabréis que lo dejé de lado durante un tiempo (y aún).

La lista de libros que tengo para leer es casi infinita, y con ello, también es infinito el agobio por terminar libros de autores que están esperando una reseña de su libro. Esto me ha hecho pensar que leo muchos libros por "obligación" en vez de leer lo que yo pienso que me va a aportar algo o simplemente lo que me apetezca. Obviamente no es por obligación, pero al fin y al cabo es llegar a un acuerdo con un autor que hay que cumplir. Es por esto que he pensado en dejar de colaborar, y aún no lo sé seguro, pero lo más probable es que terminando las colaboraciones que tengo pendiente, no haya ninguna más. Es tiempo de leer lo que el cuerpo pida y nada más.
En las últimas entradas a penas he tenido feedback de lectores, y al principio pensé en dejar el blog porque pensaba que perdía el tiempo. En mis días de agobios he reflexionado y reflexionado, hasta que he recapacitado: ¿por qué abrí el blog? Para compartir lo que me gusta, con el único objetivo de divertirme y disfrutar. Algo he estado haciendo mal, puesto que en los últimos meses en el blog, no me sentía igual de segura de ello. Es por eso que he decidido que se acabaron las entradas que realmente no quiero publicar por el simple hecho de que no me identifican.

Relacionado con esto último, tomé la decisión de cambiarle el nombre a la cuenta de instagram que tenía para el blog. No quiero tener una cuenta de bookstagram porque tampoco me identifica. Tampoco quiere decir que no haya posts de libros. Es por eso que le puse el nombre de "Diario de una ingeniera entre letras". Le di un toque que creo que es más personal y más mío. Ahora no solo publico sobre libros, sino también sobre cosas de la universidad, de los estudios, de series, de mí, en definitiva (lo que me apetece).
Y hasta aquí puedo leer. Como veis, esto es sólo un mero intento de clarificar mi mente. No voy a desaparecer (por ahora), pero sí que digo que voy a estar cuando yo quiera/pueda, y que sólo publicaré sobre lo que yo quiera, me sienta cómoda y me identifique.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Reseña: Nunca es tarde para morir

Llegó la última reseña del año. Con este libro me despido de las lecturas de 2017 para dar paso a otras nuevas para el año que entra. Pero no hagamos pucheritos, ¡vamos a aprovechar la reseña de hoy! Nunca es tarde para morir es un libro ideal para terminar el año (y para empezarlo 👅). ¿Me acompañas?


Ganar esta novela negra en un sorteo de La Reina Lectora fue como si me hubiese tocado la lotería. Qué lástima, podría haberme tocado también la lotería de verdad. ¿Qué encontramos en ella? Una historia policíaca con muchos toques de un terror parecido al que vemos en saw. Tenemos seis personajes que a simple vista parecen los principales: cinco amigos que se reúnen en Nueva York y una joven que aparece con un aura de lujuria pero esconde una mala vida. A esto le sumamos una ambientación de suspense, intriga, e incertidumbre. 

Los cinco amigos son ya mayores y cada uno tiene una personalidad y vida un tanto diferente. Quizá el inicio del libro, como he leído en algunos comentarios por Amazon, sea un poco lento por el hecho de que Pablo Palazuelo se dedica a presentarnos a cada uno de ellos de la mejor forma posible. Para mi gusto ha estado muy bien, sobre todo porque luego hace falta esa información de ellos y es más fácil entenderlo. La joven, llamada Kayden Fox, aparece de una forma extraña desde el principio del libro, y los detalles que se van descubriendo de ella son un tanto desalentadoras.


Desde los primeros capítulos ya la intriga va creciendo. En cuanto ocurren los primeros sucesos, la lectura empieza a ser adictiva. Yo no he podido leerlo todo de un tirón, puesto que mi tiempo es demasiado limitado. El vocabulario y la forma en la que está escrito hace bastante fácil la lectura, incluso está dividido de una forma que ayuda mucho a seguir leyendo. ¡Ah! Y si no has entendido algo, Pablo ha dejado algunas notas que me han parecido de lo más útiles. 

Las descripciones de algunos hechos son un poco terroríficos en el sentido de "asqueroso". Vemos que si un punzón clavándose, un hacha cortando partes del cuerpo, torturas de todo tipo... Este tipo de escenas pueden ser un poco fuertes para algunos lectores, pero en mí caso, aunque no soy amante de este tipo de terror, sí que he visto que va mucho con la novela. En algunas ocasiones lo he pasado un poco mal, pero todo está realmente bien escrito. ¡Es un punto a favor de la novela!


El desenlace es algo que estás esperando a saber durante toda la lectura. Este es otro punto a favor del libro, puesto que tiene muchos giros, muchos. Tienes una teoría y PAM, esa no era. Los propios personajes tienen sus propias visiones de lo que está pasando y te ayudan a pensar como ellos, te envuelven y te convencen. Para luego llevarte un chasco y decir ¡oops, fallé! Todo esto me ha fascinado.

Como conclusión, me ha gustado mucho como se desenvuelven los hechos durante toda la historia. Me parece que tiene unos personajes que merece la pena conocer, ya no porque sean los más magníficos, sino todo lo contrario, porque son personajes que podrían existir. Estoy deseando leer algo nuevo de Pablo Palazuelo.

🤫 Sólo hoy está a 0,89€ en Amazon

¿Lo has leído? ¿Te apetecería leerlo? ¿Te gusta la novela negra?

Si has llegado hasta aquí leyendo el post completo comenta con 🍭

martes, 26 de diciembre de 2017

Mi 2017 en libros

¡Qué emoción escribir una entrada así! Después del post de finales de 2016 despidiéndome de las cosas que me habían pasado (aquí para verlo y aquí para ver el recorrido literario de 2016), este año quiero repetir, pero de una forma más cercana a la literatura, puesto que se ha convertido en un pilar fuerte este año. 2017 ha estado lleno de cambios, algunos para bien, otros para mal, pero ahora ha llegado el momento de hacer balance y quedarse con lo bueno especialmente, sin olvidarse de aprender de los errores. ¿Me acompañáis?

Comencé el año poniéndome un reto de 40 libros para leer en 2017, y luego decidí cambiarlo a 45. A pesar de no haber cumplido este reto en concreto, creo que me he llevado muchas lecturas, aprendizajes, buenas personas y experiencias nuevas que destacar. ¡Y todo relacionado con libros!

Mi 2017 en libros en #Goodreads luce así:

He leído un total de 37 libros, que entre todos suman 9.736 páginas. El libro más cortito que he leído ha sido Todos deberíamos ser feministas de Chimamanda Ngozi, y el libro más largo ha sido Harry Potter y las reliquias de la muerte. El promedio de nota que he puesto ha sido un 3.9, un valor que me parece bastante bueno.

Mi primera review escrita en Goodreads fue la de El Asesino Indeleble de Marcos Nieto (un poco de SPAM aquí), y la última ha sido la de Nunca es tarde para morir de Pablo Palazuelo. 

He descubierto libros feministas, he seguido buscando entre libros autopublicados (con éxito), y he disfrutado con muchos libros. Es más, ahora no recuerdo ninguno del que haya dicho "puf, qué malo". Este año ha sido el primero que he colaborado con autores y ha sido una experiencia genial, con sus más y sus menos, pero algo que no cambio. Sinceramente, creo que este año he conocido la literatura de verdad, pasando por Rimas y Leyendas, Sueño de Cristal, Una habitación propia, Maus, El último deseo, En el punto de mira, Los nietos de Dios, Martín Zarza, El color púrpura y El Cuento de Dione (puedes verlos todos en la pestaña de reseñas).



Hemos llegado a los 200 seguidores y por ello hicimos un sorteo de En el punto de mira de Arantxa Rufo (reseña aquí). También me atreví a hacer dos vídeos para youtube, los cuáles no he seguido haciendo porque ni tengo recursos, ni tiempo, ni (muchas veces) ganas (aquí). Abrimos una página de Facebook (aquí) en la que voy colgando algunas cosillas, pero siempre menos de las que querría. Incluso abrí una nueva cuenta de instagram (aquí) para dejar fotos de libros. Creo que poco a poco hemos ido siendo más y eso me ha hecho muy feliz 🙋


Pero no todo ha sido bueno. El hecho de haber colaborado con autores me ha llevado a algunos agobios por querer terminar los libros, incluso algunos de estos agobios han sido por sólo leer literatura independiente. He dicho muchas veces que la autopublicación trae consigo la cercanía con los autores. Sí, pero a veces sucede que no se toman del todo bien las críticas. Uno intenta hacer la reseña lo mejor que puede, ni faltando al autor, ni por supuesto a los seguidores, y eso puede llevar a un pequeño desasosiego espiritual. 

También he sufrido algunos bloqueos blogueros (respecto a esto estaba pensando hacer un post, escribidme en comentarios si os interesa). O bien te quedas sin ideas porque no tienes tiempo ni para maquinar, o bien tienes ideas pero no tienes ganas/ánimos/tiempo de escribir. Con lo cuál, el problema casi siempre viene siendo la inspiración o el tiempo. Es por eso que algunas épocas he estado desaparecida. 

Este año la literatura me ha enseñado que nada es blanco y negro, que cada uno tiene sus pensamientos y lo que tú creías puede que no sea lo más acertado. Me ha enseñado a ser más tolerante, espiritual y sencilla. He leído libros en 2017 que han sido muy buenos y han llenado mi vida de nuevas experiencias. He conocido a bastantes personas que me llevo a 2018 sin dudarlo, y que espero que sigan conmigo muchos años más. 

Vía Tenor


¿Y este año qué? Este año quiero seguir aquí con vosotros haciendo ruido por algo tan valioso como lo es la literatura. Tengo nuevos proyectos en mente, así que espero que me acompañéis. Quiero seguir leyendo y compartiendo.


¡GRACIAS! ¡Gracias por formar parte de todo esto! 

Si has llegado hasta aquí leyendo el post completo comenta con 🍭

viernes, 22 de diciembre de 2017

Reseña: El Cuento de Dione

¡Ay, la reseña de hoy! Si sois unos apasionados del mundo exterior, de los planetas inexplorados, de nuevas teorías, del cosmos y de la ciencia ficción en sí, hoy vais a fliparlo conmigo con un libro de EdicionesCívicas.O. Decir que esta lectura la he llevado junto con más compañeros del #ClubLunero, y lo hemos estado comentando todo junto al autor, que vaya detallazo todo lo que nos ha contado. Sí, como no podía ser de otro modo, este libro es de ciencia ficción. Es de esos libros que te recuerdan a la esencia de Isaac Asimov pero con un toque más moderno (que no está nada mal). ¿Seguimos?


Personajes. Entre ellos tenemos a la protagonista, Dione. Está claro que vamos a leer mucho sobre ella en este libro, sino no se llamaría El Cuento de Dione. Ella es una mujer fuerte, valiente, con los ovarios sobre la tierra. Pero también tiene su lado tierno y débil, como todos los humanos. Quizá sea por eso que es toda una mujer real que hace que este libro, a parte de su "fantasía" por ser ciencia ficción, cuente con sensaciones muy creíbles. El hecho de que sepamos su cuento gracias a su propio kit-komu (grabadora personal, viene a ser) ayuda a que entendamos realmente sus pensamientos y creencias. El mundo en el que se encuentra Dione, es tan cruel y está tan lleno de horror al igual que lo está el nuestro, y me gustaría ver a mucha gente actuar como ella lo hace. Por otro lado tenemos a Sven, un ingeniero que David Calleja ha creado para darle ese punto de "previsión de riesgos" que Dione necesita, y que todos necesitamos alguna vez. Junto a ellos, se unen a la tripulación Tolik, un guardaespaldas contratado para salvarles el pellejo en alguna ocasión, y Yexe, el cliente de este viaje.

Desde que leemos la sinopsis podemos ver el grado de tecnología que recoge el libro. Tiene muchos detalles, muchos. Creo que David ha pensado en casi todo. No hay nada que no cuadre en esta historia llena de humanidad y de "deshumanidad". Resulta que en esta lectura encontramos ideales muy diferentes entre personas de la misma y de distinta época. Hay un turullo de mentalidades, como en la vida misma. En concreto podemos encontrar temas bien llevados como la inmortalidad y la reencarnación; cuestiones como tener claro nuestro objetivo en la vida. Todo muy espiritual e intelectual. Aquí no hay malos ni buenos, simplemente gente que lucha por sus motivos espirituales. 


David Calleja ha pensado en todo, vuelvo a decir, y es tan así que incluso Dione, por ser de más o menos nuestra época, tiene un vocabulario parecido al que podemos utilizar nosotros, sin embargo, personajes provenientes de una época más lejana utilizan un lenguaje diferente. Se nota, además, las diferencias entre la mentalidad de ahora, en la que no podríamos vivir tranquilos sin saber leer. Pero, pensándolo bien, en un futuro en el que haya máquinas para todo, ¿será tan necesario saber leer cualquier texto? Dione es de una época mucho anterior al momento donde se encuentra y es por eso que ha dejado atrás una vida que antes tenía. Aquí nos encontramos con una sensible y emotiva historia, pero dejo que la leáis por vosotros mismos.

Tenemos un workbuilding muy bien construido, con tantos detalles que cualquier persona puede leerlo y pensar cosas diferentes a mí, o quedarse con cosas que quizás yo pasé por alto, o al revés. El mundo de Dione trata sobre la aventura de esta chica para cumplir con sus sueños de seguir viajando por el espacio exterior. Sin embargo, otros personajes secundarios se quedan un poco cortos. Está claro que el libro trata sobre ella, sino no se llamaría El cuento de Dione, pero podríamos haber sabido un poco más sobre Sven, por ejemplo. En el final contamos con unas reflexiones conmovedoras por parte de los personajes. Indudablemente, es de lo mejor del libro.

Imagen tomada por Mi Dulce Estantería para instagram (@midulceestanteria)
En conclusión, ha sido una lectura que me ha emocionado hasta hacerme llorar, me ha teletransportado a una época futura que creo que puede ser bastante parecida a la que propone David Calleja. Los temas de los que se reflexiona en el libro son totalmente interesantes, espirituales y actuales. ¿Te atreves con el viaje? ¡Aquí si lo quieres!

¿Lo has leído? ¿Te apetecería leerlo? ¿Te gusta que los personajes femeninos sean fuertes? ¡Cuéntame en comentarios!

Otro post del libro aquí
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...